Reforma

Proyecto de decoración integral en el que asesoramos al cliente tanto en la elección de materiales como en el mobiliario y pequeña decoración.

Contábamos con una pequeña habitación y demasiados colores para tan poco espacio, paredes verdes, techos blancos, armario lacado en negro y armario en madera natural. Decidimos unificar el espacio con el mismo color, el blanco, y así ampliar el espacio uniendo paredes y techos y darle luminosidad que le hacía falta y pintamos tanto las paredes, techos y el armario de madera en este color.

Para el resto de la decoración elegimos una gama de colores pastel y utilizamos estos colores: rosa, blanco, dorado y alguna pincelada gris tanto en el mobiliario como en la decoración y el resultado es una habitación luminosa, acogedora y perfecta para una niña.

Después de la reforma

Antes de la reforma

Después de la reforma

Antes de la reforma